SOLICITAN DIPUTADOS REVISIÓN ESTRUCTURAL DE UNIDADES HABITACIONALES EN IZTAPALAPA

  • Deben autoridades capitalinas garantizar seguridad de vecinos de La Mora Grande, San Marcos y Amacuzac 

Autoridades capitalinas deberán llevar a cabo una revisión estructural de distintas unidades habitacionales ubicadas en Iztapalapa, luego de que resultaran afectadas por los sismos de septiembre pasado.

El punto de acuerdo aprobado por la Diputación Permanente establece que se lleven a cabo las acciones necesarias para garantizar la seguridad de las personas que habitan la unidad habitacional La Mora Grande, ubicada en la calzada Ermita Iztapalapa número 392, en la colonia El Santuario; y la Unidad San Marcos, ubicada en la calle Luna s/n en la colonia El Mirador, ambas de la delegación Iztapalapa.

Además, se incluyó la Unidad Amacuzac 838 en el pueblo de San Andrés Tetepilco, también de esa demarcación.

La diputada Rebeca Peralta León, del Partido de la Revolución Democrática, argumentó que los seres humanos están expuestos a los fenómenos naturales, como es el caso reciente de la explosión del volcán en Guatemala, donde hubo cerca de 2 millones de personas afectadas, más de 12 mil evacuadas, 107 desaparecidas y 109 fallecidas, hasta el momento.

Consideró que así como las explosiones volcánicas, los sismos son fenómenos naturales destructivos que afectan algunos estados del país, en particular a la Ciudad de México, la cual percibirá más movimientos telúricos debido a su ubicación geográfica.

Por ello, exhortó a los secretarios de Gobierno, Guillermo Orozco Loreto; al de Protección Civil, Fausto Lugo García y al Director General del Sistema de Aguas, Ramón Aguirre Díaz, llevar a cabo una revisión estructural en las unidades habitacionales antes mencionadas y garantizar la seguridad e integridad física de los vecinos.

A la propuesta se adhirieron los diputados José Alfonso Suárez del Real y Aguilera, del Grupo Parlamentario Morena, y Armando López Velarde Campa, a nombre del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano.