PARA SALVAGUARDAR LA INTEGRIDAD FÍSICA DE PASEANTES POR CANALES DE XOCHIMILCO ¡ES NECESARIA LA PARTICIPACIÓN DE TODOS!

Por Graciela Tenorio
Las nuevas reglas para operar en los embarcaderos de Xochimilco serán efectivas sólo sí se ejecutan con la participación conjunta de autoridades, prestadores de servicio y paseantes. Todos en general, debemos ser precavidos al convivir en un cuerpo de agua y obligados a guardar las medidas de seguridad implementadas para propia protección.

A pesar de que la Dirección General de Turismo y Fomento Económico de la Alcaldía, continuó con la entrega de chalecos en los diferentes embarcaderos, el fin de semana pasado pudimos apreciar que nadie de los que se embarcan, usan el chaleco salvavidas.

Prestadores de servicio, declararon a Periódico LEO, que ha sido difícil hacer participar a turistas que acuden a pasear en trajineras, pues la gran mayoría no lee el reglamento que se encuentra pegado en cada una de ellas, y quienes lo leen, no aceptan firmar la carta responsiva para notificar que no aceptan el uso del chaleco.

En este reglamento también se incluye la regulación del consumo de alcohol y aviso de no usar bocinas o aparatos de sonido, recomendaciones para no ir de pie, no sobrepasar el cupo de 18 personas por embarcación y no brincar de trajinera en trajinera.

Es importante señalar que en caso de jóvenes paseantes, sólo está permitido el cupo para 16 de ellos por trajinera.

La alcaldía de Xochimilco ha acercado cursos de natación y aplicación de primeros auxilios a prestadores de servicios interesados (sobre todo remeros) en capacitarse para poder auxiliar a turistas que lleguen a caer al agua.

Durante la entrega de chalecos en el embarcadero Nativitas su presidente, Iván Barbosa, manifestó que están en la mejor disposición de trabajar con la alcaldía, pero que muchos de ellos están en desacuerdo con el tipo de material de los chalecos entregados “porque nosotros a lo que hemos podido ahora sí que hemos comprado estos chalecos”; y mostrando ambos añadió: “vean la diferencia ahora sí para que chequen el tipo de material que nos está entregando la alcaldía por el peso se ve el material y la diferencia”, sin que haya aportado mayor información o el fundamento de su aseveración.

Lo que sí es un hecho, es que mientras no se involucre la población en conjunto para conocer y acatar medidas, normas, reglas que garanticen una estancia tranquila y segura, continuarán los sobresaltos, sustos y emergencias durante los paseos en trajinera.

Porque finalmente “el peligro lo pone cada uno de nosotros como visitantes” puntualizó Iván Barbosa.