XOCHIMILCO NUNCA VA A MORIRSE

Por Graciela Tenorio

“Xochimilco nunca va a morirse”; fue la frase que reiteradamente mencionó el Director de Recursos Naturales de la alcaldía Xochimilco, Arq. José Luis Flores, quien dirigió un recorrido por la zona de canales de la demarcación en compañía de diversos medios de comunicación.

Ésta ha sido una labor constante que ahora redobla esfuerzos ante la reapertura de 20 canales que habían permanecido cerrados a causa del abandono, por años, de otras administraciones; lo que resultó en crecimiento extremo de la maleza, propagación del lirio acuático y azolve de los mismos.

Preservar la zona lacustre, es parte del compromiso del gobierno del alcalde José carlos Acosta Ruíz, quien al ser originario de Xochimilco y haber fungido como Director de Medio Ambiente de la misma demarcación, tiene una visión más amplia respecto de las tareas necesarias para atender los más de 185 kilómetros de canales existentes.

Periódico LEO presenció como hombres y mujeres por igual, manejan las herramientas como: guadañas, bieldos, palas, machetes y azadones para deshierbar las riberas de las chinampas, así como para extraer maleza acuática, los que impedían el paso con insumos a muchos productores que acuden a laborar.

Muchas familias xochimilcas tienen en las chinampas el sustento diario, así es como las nuevas generaciones se han involucrado para mantener viva la actividad principal de la zona lacustre.

Para el retiro del lodo del lecho de los canales, han introducido una excavadora que conforme extrae el azolve, lo va depositando sobre la orilla de las diversas chinampas, el cual será utilizado para iniciar la germinación de las semillas de las diferentes plantas de ornato, plantas aromáticas, verduras y legumbres que son producidas en la zona protegida.

La jornada de limpieza del día se enfocó en el Canal Apizapa, con una longitud de mil 200 metros, y 12 metros de ancho, con 1.5 metros de nivel del agua para garantizar una buena navegación.

El Arquitecto Flores explicó que el estacado necesario para contener las chinampas, se va trabajando poco a poco, los productores también van sembrando el árbol ahuejote que realiza la misma tarea de contensión. Lo que sí se avocaron de inmediato a eliminar fueron los puentes, que personas dedicadas a la invasión de espacios, habían construido para facilitar el acceso a ésas zonas.

En coordinación con Universidades se mantiene la especie endémica del ajolote, tan representativo de Xochimilco, y que el estudio de sus propiedades atraen a académicos y científicos, mientras que su observación es propia del turismo nacional e internacional.

Es de ésta forma que la preservación de la zona protegida está garantizada para mantener su nombramiento de Patrimonio Cultural de la Humanidad, pero sobre todo para que la “sementera de flores” se mantenga viva.