DENUNCIAN EJIDATARIOS DESPOJO DE SU EJIDO EN EL AJUSCO, POR GRUPO VIOLENTO COLUDIDO CON FUNCIONARIOS

  • Un grupo con poder económico y político se viene apoderando de una zona privilegiada entre el Xitle 2 y el Pico del Águila en suelo de conservación, con acompañamiento de exfuncionarios de la Procuraduría Agraria y el Registro Agrario Nacional; revelan que han sido amenazados de muerte por un grupo en el que se encuentran al menos cuatro colombianos

Integrantes del Ejido Colonia Héroes de 1910 que se asienta en el Ajusco, dieron a conocer esta mañana que son víctimas de despojo por un grupo de sus compañeros ejidatarios aliados con personas con poder económico, político e, incluso, delincuencial, en la delegación Tlalpan, quienes mediante la violencia física, psicológica y armada poco a poco se han apoderado de propiedades y su fin último es quedarse con casi mil hectáreas de tierras en una zona con una vista panorámica privilegiada que se encuentra en suelo de conservación, en la zona entre el Volcán Xitle 2 y el Pico del Águila.

La policía de la Alcaldía de Tlalpan, más ex funcionarios de la Procuraduría Agraria y el Registro Agrario Nacional se han prestado para empoderar a ese grupo de interés y permitirles el uso de la violencia física y con armas, para imponerse en las asambleas a los legítimos ejidatarios, explicaron esta mañana Sergio Sandoval, Víctor Falfán y Rosa Isela Álvarez.

Este grupo se encuentra integrado por Felipe Camarillo Gutiérrez junto con sus familiares Darinka Pamela Camarillo Delgado y Saúl Manuel Camarillo Delgado, estos dos últimos no pertenecen al ejido, así como por los ejidatarios Margarito Espinosa Romero, Jesús Román García Espinosa, David Esquivel Blanco, José Refugio Vega Gómez, Andrés Álvarez Zamora y Raúl Sandoval Olmos.

Los ex funcionarios denunciados por apoyar a las acciones presuntamente fraudulentas al celebrar una asamblea ilegal con documento falso para apoderarse del comisariado ejidal, son René Francisco Bolio Halloran, ex delegado de la Procuraduría Agraria y José Antonio Álvarez Guiloche, ex delegado y Alicia Espinosa Zamudio, registradora Integral en Oficinas Centrales del Registro Agrario Nacional, todos ellos en la Ciudad de México.

De igual forma abrieron carpetas de investigación contra Federico Becerra Pedrote, Subdelegado Jurídico de la Delegación de la Procuraduría Agraria en la Ciudad de México y el abogado adscrito a la misma delegación, José Manuel Luna Encinas. El primero, Becerra Pedrote, se fue involucrado por ejidatarios en el despojo que sufrieron en el Rancho El Cristo o Embajomy, en San Felipe del Progreso, Estado de México.

Salvo al Dirección de Quejas y Demandas de la Procuraduría Agraria, los quejosos afirman que el resto de las instancias a las que han acudido, muestras un muy claro respaldo al grupo que se quiere apropiar de casi mil hectáreas de terrenos de alto valor económico, forestal y ambiental en el Cerro del Ajusco.

Al momento los ejidatarios han sido despojados con el uso de violencia y amenazas, de siete propiedades con más de 95 mil metros cuadrados. Rosa Isela Álvarez denunció que el pasado 30 de junio al menos tres mujeres y otros dos hombres fueron agredidos físicamente, además de que el grupo encabezado por Felipe Camarillo, traían armas en el auto Jetta con placas NBR-32-84 que fueron denunciados y los ocupantes de las patrullas MX-224-R1 y MX-508-S1 del sector Topilejo, dijeron que no podían hacer nada, salvo que fuera en flagrancia.

Rosa Isela Álvarez Jiménez denunció que Felipe Camarillo Gutiérrez contrató a un grupo de cuatro colombianos, quienes lesionaron a una de las ejidatarias en las costillas y en el caso de ella, está siendo acosada y amenazada por medio de las redes sociales por Estela Sánchez y Jorge Ramírez, quienes han dado a conocer fotografías de ella, sus tres hijos y una nieta, diciendo que los van a desaparecer, por lo que responsabilizó a Camarillo y las personas que con él colaboran de cualquier cosa que les pueda ocurrir a sus familiares, a ella y a todos los ejidatarios que están en contra del despojo y sus familiares.

Los ejidatarios que están velando por preservar sus derechos y sus propiedades, recurrieron la asamblea que empoderó al Comisariado Ejidal el 31 de julio de 2016, ante el Tribunal Agrario, realizada con el uso de documentos falsos, y esperan que esta semana sea declarada la nulidad, antes de la realización de una nueva asamblea para realizar el cambio de directiva este domingo 14, a la que de antemano les ha sido negada la entrada, porque prácticamente los han expulsado con un castigo inexistente en la Ley Agraria.

Precisamente, para contrarrestar a los ejidatarios con derechos y por órdenes de Camarillo al comisariado Ejidal suplente, Margarito Espinosa Romero, se ha inscrito una lista de 75 presuntos nuevos ejidatarios que les darían la legalidad para apropiarse del ejido, salvando la ilegalidad de la anterior asamblea realizada con documentos apócrifos.

La comisión que se presentó esta mañana a realizar la denuncia pública, representa a 93 ejidatarios quienes, dijeron, esperamos con ánimo positivo la sentencia que en estos días dará el Tribunal Agrario sobre la legalidad de la Asamblea del 31 de julio de 2016, confiamos que se declare la nulidad y las cosas vuelvan al estado en que estaban a esa fecha, de tal forma que se salvaguarde la propiedad del ejido, nuestros derechos como ejidatarios y podamos volver a tener paz y armonía en el Ejido Colonia Héroes de 1910, que nos encontramos en San Andrés Totoltepec, alcaldía de Tlalpan.