Llaman a promover políticas y campañas en favor de la salud cardíaca

  1. Necesario informar y concientizar a población sobre riesgos del tabaquismo, obesidad, mala alimentación y sedentarismo.

El Pleno del Senado exhortó a la Secretaría de Salud y a sus homólogas en las entidades federativas, así como al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), a fortalecer las políticas y campañas que prevengan los factores de riesgo cardiovascular. 

El objetivo es crear y promover entornos favorables para la salud cardíaca, de tal modo que se eduque, informe y concientice a la población sobre los riesgos del tabaquismo, la obesidad, la mala alimentación y el sedentarismo. 

El dictamen aprobado, también hace un llamado a la Secretaría de Educación Pública para que implemente políticas que difundan los factores de riesgo cardiovascular prevenibles, para que desde temprana edad la población haga conciencia sobre ello, y así reducir la incidencia y prevalencia de este tipo de enfermedades. 

El senador de Morena, Américo Villarreal Anaya, manifestó que se debe actuar en campañas transversales que orienten e informen a la población acerca de su salud, para que sean capaces de tomar decisiones que les permita prevenir estos padecimientos. 

Posteriormente, el Pleno también aprobó un exhorto a la Secretaría de Salud, para que implemente una estrategia integral para avanzar en la atención universal de los servicios de salud. 

El dictamen plantea que se debe tomar en cuenta la portabilidad, como derecho del paciente, y la convergencia en la atención médica entre las instituciones públicas de salud del país. 

Se precisa que el gasto de servicios médicos en nuestro país es 6.2 por ciento del Producto Interno Bruto, cuando en la mayoría de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), es del 18 por ciento. 

Por otro lado, los gastos de administración en salud en México son del 10 por ciento, cuando en el promedio de la OCDE son de cuatro por ciento. La inversión está muy por debajo de lo requerido. 

Se establece que el déficit de camas hospitalarias y médicos sugieren una inversión adicional equivalente a 5.1 por ciento del PIB. 

La senadora Lilia Margarita Valdez Martínez, de Morena, señaló que el sistema de salud en México continúa como un conjunto de subsistemas distintos, “cada uno con diferentes niveles de atención, dirigidos a diferentes grupos, con costos y resultados diferenciados”. 

La afiliación a un subsistema no está determinada por la necesidad del ciudadano, sino por el empleo de las personas. Necesitamos construir un sistema de salud, más equitativo, eficiente y sostenible, concluyó.