Exhortan a Mireles a renunciar como subdelegado del ISSSTE

  • Las y los senadores se pronunciaron en contra del lenguaje discriminatorio, sexista y violento, proferido contra la mujer.

El Senado de la República exhortó a José Manuel Mireles Valverde, a que presente la renuncia a su cargo como subdelegado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en Michoacán, en razón de las expresiones machistas, misóginas y violentas pronunciadas contra las derechohabientes y todas las mujeres del país.

Asimismo, las y los senadores se pronunciaron en contra de todo uso del lenguaje discriminatorio, sexista y violento, proferido contra la mujer, tanto por José Manuel Mireles Valverde como por cualquier otro servidor público. Ello lesiona gravemente el respeto a los derechos humanos, e impide y anula el reconocimiento y ejercicio de la mujer a vivir en un entorno libre de violencia.

También se le solicitó al director general del ISSSTE, que realice las acciones pertinentes y legales para garantizar el aprecio a la dignidad y los derechos humanos de todas y todos los derechohabientes y ciudadanos que acudan al Instituto.

El pronunciamiento fue formulado con el consentimiento de todos los Grupos Parlamentarios.

Previamente, la Comisión Para la Igualdad de Género también aprobó un pronunciamiento donde, de igual forma, solicita a Mireles que renuncie a su cargo por las expresiones machistas, misóginas y violentas contra las mujeres.

La violencia contra las mujeres, se subraya, es un grave atentado a sus derechos humanos, que contraviene todos los acuerdos internacionales signados por el Estado mexicano, así como el marco jurídico nacional de la materia.

Consideraron inaceptable que funcionarios públicos usen un lenguaje discriminador, sexista, violento ya que están obligados a garantizar el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia.

Al respecto, la presidenta de la Comisión, Martha Lucía Micher Camarena, dijo que este tipo de agravios y expresiones normaliza y legitima la violencia contra las mujeres y con ello, advirtió, se está colaborando con una actitud violenta.

Expresó que se debe hacer una solicitud personal a Manuel Mireles y no dejar la responsabilidad a otras personas. Tiene un puesto directivo, por lo que “evidentemente no aceptamos un lenguaje discriminatorio y misógino. No acepto su disculpa”, puntualizó.

La senadora del PAN, Kenia López Rabadán, planteó que debe hacerse un rechazo público y solicitar al Ejecutivo federal y al titular del ISSSTE, la destitución inmediata de José Mireles, toda vez que sus declaraciones transgreden, discriminan e incitan a la violencia contra las mujeres y vulneran a los derechohabientes de dicha institución.

Lo que está pasando en el país es absolutamente lamentable, advirtió. Nos están matando por el hecho de ser mujeres, pobres, indígenas y la falta de andamiajes institucionales. “Es lamentable, lacerante y preocupante. El Senado no puede ser omiso”.

Su compañera de bancada, Josefina Vázquez Mota, indicó que no es un asunto de partidos. Se trata de rechazar la violencia. Planteó firmar una carta dirigida al director del ISSSTE, para la destitución inmediata de este funcionario “que de manera reiterada sigue agrediendo”.

Por su parte, la senadora del PT, Alejandra del Carmen León Gastélum subrayó que es imprescindible solicitar a José Mireles que renuncie, porque es “indignante” que este tipo de problemas se susciten desde la administración pública.

Vanessa Rubio Márquez, a su vez, reiteró que el Grupo Parlamentario del PRI considera que dichas expresiones son inaceptables, debido a que indignan y ofenden a las mujeres y hombres por igual. “No son los funcionarios que queremos que nos representen”.

El senador de Morena, Germán Martínez Cázares, advirtió que es “extremadamente grave” para el ambiente de Michoacán que un servidor público se exprese de manera violenta. “Repudio las expresiones de Mireles, debe renunciar al cargo”.

La senadora del PVEM, Leonor Noyola Cervantes aseguró que este tipo de personas no se les puede tener como funcionarios públicos. Solicitó la inhabilitación y renuncia del aludido. En cualquier lugar que se encuentre, precisó, hará lo mismo y “debemos terminar con todo es tipo expresiones”.

El senador Emilio Álvarez Icaza Longoria, sin partido, dijo que las expresiones hechas de Mireles son parte de un “código de violencia patriarcal”. No puede ser aceptable bajo ninguna circunstancia que un servidor público califique el ejercicio de los derechohabientes.

La senadora de Movimiento Ciudadano, Verónica Delgadillo García indicó que durante mucho tiempo se ha acostumbrado a recurrir a los chistes misóginos como algo socialmente permitido y no se dimensiona su magnitud. “El lenguaje también es un instrumento para perpetuar y ejercer la violencia”.

El también senador de Movimiento Ciudadano, Juan Zepeda, señaló que Mireles es insostenible en el Gobierno federal. “Es una conducta reiterada y reprobable. Mireles se tiene que ir” expresó.

La Comisión también aprobó un dictamen que plantea que la presidencia de la Mesa Directiva, tanto del Senado como de la Cámara de Diputados, se designe observando el principio de paridad de género y sea ocupada de manera alterna, por un hombre y una mujer.

Es decir, si la presidencia la ocupa una mujer por un año, el siguiente periodo será el turno de un hombre.

La propuesta también hace ajustes al lenguaje legislativo, agregando las figuras de presidenta, vicepresidentas y secretarias. El objeto principal es incluir el principio de paridad en la elección de la Mesa Directiva de ambas cámaras.