NECESARIO EMPRENDER ACCIONES CONTUNDENTES EN SALUD PARA LOS ADULTOS MAYORES


  • El diputado Miguel Ángel Macedo Escartín recordó que en diciembre pasado presentó un Punto de Acuerdo al respecto ante el Pleno del Congreso capitalino.
  • Es fundamental crear más clínicas especializadas en geriatría y diseñar un sistema de centros de prevención de enfermedades de ese sector poblacional, señaló.

Los adultos mayores encabezan la lista de las personas en situación de desigualdad en términos de atención a la salud, por lo que es preciso emprender acciones contundentes para reducir los riesgos de discapacidad o enfermedades que son prevenibles en este sector poblacional, aseveró el diputado Miguel Ángel Macedo Escartín.

El integrante del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México dio a conocer que en diciembre pasado presentó un Punto de Acuerdo –aprobado por unanimidad por el Pleno legislativo– para solicitar a la Secretaría de Salud capitalina que amplíe la oferta médica para los adultos mayores.

Explicó que si bien en la capital del país existen tres instituciones especializadas para este sector poblacional, entre ellas la Clínica Geriátrica de la Ciudad de México, y realizan un trabajo relevante, resulta insuficiente ante la creciente demanda.

El propósito, indicó, es crear clínicas especializadas en geriatría e iniciar el diseño de un sistema de centros de prevención, donde las personas adultas mayores reciban la atención adecuada para lograr un estilo de vida saludable.

“Damos así el primer paso para un sistema de cuidados que mandata la Constitución Política de la Ciudad de México y acortamos el déficit que tenemos en la atención especializada para los adultos mayores”, recalcó.

Subrayó que esos centros serían una ampliación de las pequeñas áreas de medicina preventiva que se encuentran en las clínicas actuales y que hasta ahora, por sus dimensiones y alcances administrativos, no han brindado una cobertura universal.

Macedo Escartín comentó que en 2014, en términos nacionales, las personas mayores de 80 años representaban el 15 por ciento de la población, cifra que para 2050 se estima llegue al 20 por ciento.