BUSCAN HACER EFECTIVO DERECHO CIUDADANO DE OPINAR SOBRE LAS INICIATIVAS DE LEY

La diputada Gabriela Osorio Hernández presentó una iniciativa de reformas al Artículo 165 del Reglamento del Congreso de la Ciudad de México.
 
Tenemos la encomienda de dar voz a los que sólo han tenido acceso a una participación decorativa, y responsabilizarnos de que alcancen una participación real, señaló.
 
Para hacer efectivo el derecho de los ciudadanos de opinar sobre las iniciativas de ley que presentan los diputados del Congreso de la Ciudad de México, y con ello atender los principios y lineamientos del parlamento abierto, el Grupo Parlamentario de Morena propuso reformas a la Fracción I del Artículo 165 del Reglamento de dicho órgano legislativo.
 
En la Sesión Ordinaria del Congreso capitalino, del pasado martes, la diputada Gabriela Osorio Hernández señaló que esa modificación también permitirá armonizar el marco normativo del Poder Legislativo local con la Constitución Política de la Ciudad de México.
 
Explicó que ya sea por omisión, falta de regulación, cuestiones de agenda política o falta de sensibilidad, durante mucho tiempo los legisladores han subestimado el compromiso de fomentar y garantizar la participación ciudadana en la toma de decisiones.
 
“Tenemos la encomienda de darle voz a los que sólo han tenido acceso por regla casi general a una participación decorativa, simulada, y responsabilizarnos de que puedan alcanzar una participación real, inclusiva y efectiva”, puntualizó.
 
En ese contexto, recordó que el 17 de septiembre pasado entró en vigor la Constitución de la Ciudad de México, la cual además de establecer la estructura de gobierno y la organización de la capital del país, otorgó a los ciudadanos derechos fundamentales y la facultad de ejercer mecanismos de democracia directa, participativa y representativa.
 
Desde la tribuna, la integrante de la bancada de Morena aseveró que quienes conforman la Primera Legislatura del Congreso de la Ciudad de México, tienen un compromiso fuerte y una gran responsabilidad para impulsar la participación ciudadana.
 
“Tan es así que en la creación de este nuevo Poder Legislativo están signadas las esperanzas de muchas y muchos ciudadanos de, por fin, poder participar de manera activa en las decisiones que se toman al interior de este Recinto”, enfatizó.
 
Subrayó que ahora se reconoce a los habitantes de esta metrópoli su derecho a iniciar leyes y decretos; aprobar reformas a la Constitución capitalina, mediante el referéndum, y a ser consultados sobre cualquier tema que tenga impacto trascendental en los diferentes ámbitos de esta urbe, así como a solicitar la revocación de mandato de los representantes electos, entre otros aspectos.
 
Osorio Hernández explicó que en la Ley Orgánica del Congreso local se establece que los ciudadanos tienen derecho a proponer modificaciones a las iniciativas de ley que presenten las fuerzas políticas representadas en éste, y que el periodo para recibir las propuestas no será menor de diez días hábiles a partir de su publicación en la Gaceta Parlamentaria.
 
Sin embargo, apuntó, este derecho no ha sido ejercido debido a que ni la Ley Orgánica ni el Reglamento del Congreso capitalino establecen cuál es el órgano responsable de la recepción de las observaciones ciudadanas.
 
“Hasta la semana pasada, el Congreso capitalino ha recibido 98 iniciativas de ley, de las cuales incluso se han discutido y aprobado ya diversos dictámenes. De todas estas iniciativas han sido escasas o nulas las propuestas ciudadanas de modificación, a pesar de la publicación de las iniciativas en la Gaceta Parlamentaria”, recalcó.
 
La también integrante de la Comisión de Participación Ciudadana detalló que su iniciativa busca regular el procedimiento de recepción de las propuestas ciudadanas, para que sea el Comité de Atención, Orientación y Quejas Ciudadanas y Asuntos Interinstitucionales el encargado de recibir y dar cauce a éstas.
 
Por tal razón es imprescindible garantizar una comunicación continua entre representantes populares y ciudadanía, una comunicación efectiva que permita incluir en las tareas legislativas la opinión de las y los ciudadanos.
 
La iniciativa de la diputada Gabriela Osorio fue turnada para su dictamen a la Comisión de Normatividad, Estudios y Prácticas Parlamentarias del Congreso de la Ciudad de México.