ARRANCA LA CONSULTA A LOS PUEBLOS, BARRIOS ORIGINARIOS Y COMUNIDADES INDÍGENAS RESIDENTES DE LA CDMX CON UNA CAMPAÑA DE INFORMACIÓN

  • La población indígena en México está compuesta por aproximadamente de 15 millones de personas, lo que equivale al 12% del total nacional
  • Serán partícipes activos de la iniciativa de la pionera ley en la materia que será presentada ante el Congreso de la Ciudad de México

La Comisión de Pueblos, Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes de la CDMX puso en marcha la campaña de información para la consulta que se realizará en las 16 alcaldías para elaborar la primera ley en la materia, informó la presidenta de esta comisión, la diputada Guadalupe Chávez Contreras.

Durante la realización del foro “Construyendo Acuerdos y Consenso sobre los Derechos de los Pueblos, Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes de la Ciudad de México”, afirmó que la primera fase de esta consulta consiste en la campaña de información en las 16 alcaldías. “Vamos a ir a todos  los barrios, a los pueblos urbanos, a comunidades indígenas; ellos serán participes activos de la iniciativa que será presentada ante el Congreso de la Ciudad”.

La  legisladora Guadalupe Chavira de la Rosa, integrante de esta comisión, expresó que esta ley es importante y que es un deber de las autoridades del gobierno capitalino, de las alcaldías y las y los integrantes del Congreso dar a conocer a los pueblos y barrios originarios las propuestas y proyectos que se realizarán para no afectar a las comunidades.

“Vamos a respetar lo que está en la Constitución federal, en la de la Ciudad de México, en los acuerdos y convenios internacionales, como el convenio 169 de la Convención Internacional del Trabajo para los Pueblos Indígenas. Reconozco que a pesar de estos esfuerzos las comunidades indígenas aún son la población mayormente discriminada en la Ciudad de México”, dijo ante un número importante de residentes de las 16 alcaldías.

Destacó que es importante que el Congreso elabore el andamiaje y coloque las medidas necesarias para asegurar que las personas tengan mejores oportunidades y mejores condiciones de vida. “Por eso debemos definir los compromisos para el fortalecimiento de la educación indígena mediante el uso de enfoques interculturales, multilingües, que puedan disminuir la brecha educativa entre la población indígena y la que no lo es, de manera que la identidad de la lengua materna y sus variantes prevalezcan con el mismo valor social que el español aquí en
nuestra ciudad”, recalcó la diputada Chavira, integrante del grupo parlamentario de MORENA.

Por su parte, el legislador Temístocles Villanueva, presidente de la Comisión de Derechos Humanos, mencionó que en México existen 68 pueblos indígenas, y que, según datos del INEGI, en la Ciudad de México viven 785 mil personas indígenas.

“Sus tradiciones, usos y costumbres han contribuido a la construcción de la ciudad que hoy conocemos. La población indígena en México está compuesta por alrededor de 15 millones de personas, lo que equivale al 12% del total nacional”.

El reto, dijo el diputado de MORENA, es definir estrategias que promuevan su participación, las buenas prácticas sociales y el respeto a la cosmovisión de los pueblos originarios. Reconoció que ha habido avances en el desarrollo de los derechos de los pueblos originarios e indígenas. Sin embargo, destacó que aún es evidente que para las políticas de públicas de los gobiernos sean equitativas se necesitan romper los obstáculos de acceso al ejercicio pleno de sus derechos sociales, económicos, políticos y culturales.

Al foro asistieron el presidente de la Junta de Coordinación Política, diputado Ricardo Ruiz, el vicecoordinador José Luis Rodríguez, y el presidente de la Mesa Directiva, José de Jesús Martín del Campo.

La titular de la Secretaría de Pueblos, Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes en la Ciudad de México, Larisa Ortiz Quintero, comentó que con este evento inicia formalmente la consulta indígena en la Ciudad de México, en su fase preparatoria.

“Estamos haciendo sinergias, servidores públicos, representantes de pueblos y barrios originarios presentes aquí, representantes de comunidades indígenas y legisladores”. Las comunidades indígenas han esperado 16 años a que se promulgue, que entre en vigor la primera Ley Indígena de la Ciudad de México. “Han tenido que pasar muchos años
y muchos procesos, como la Constitución Política de la Ciudad de México, que tiene un capítulo muy importante con más de 50 derechos para los indígenas”, expuso Ortiz Quintero.

La ex constituyente Consuelo Sánchez Rodríguez expuso tres ejes importantes de los retos que implica la Constitución de la Ciudad de México: reconocimiento de la diversidad cultural,  derechos colectivos y la institución de un régimen de autonomía para los pueblos indígenas.

“La innovación de esta Constitución, lo que la hace de avanzada, es precisamente el régimen de autonomía. Ninguna otra ley o constitución del país ha constituido el régimen de autonomía. Uno de los retos establecidos en la Constitución es el reconocimiento del carácter pluriétnico, pluricultural y multilingüe de la Ciudad de México”.

Lilia Rossbach Suárez, diputada integrante de esta comisión, a quien correspondió la clausura del foro, agradeció la participación de todos los ponentes y afirmó que es un deber de esta comisión sentar las bases necesarias para incluir todas las voces que permitan el reconocimiento pleno de los derechos de quienes históricamente han sido
invisibilizados.

“Hace ocho meses asumimos el compromiso de responsabilidad histórica y social. Hoy cierra una etapa legislativa rumbo a la construcción de la primera Ley de Pueblos, Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes de la ciudad. Ustedes han dicho nunca más un México sin nosotros y nosotros asumimos ese reclamo como propio”, finalizó.