Morena presenta iniciativa para garantizar servicios médicos gratuitos en la Ciudad

Se propone homologar las leyes locales con el decreto federal del pasado 29 de noviembre de 2019: Nazario Norberto Sánchez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas.

Con el fin de que la ciudad de México dé cumplimiento al mandato federal de brindar garantizar la salud a todos los ciudadanos, el diputado de Morena, Nazario Norberto Sánchez, presentó una iniciativa que propone cambios a la Ley de Salud Vigente en esta Ciudad.

Lo anterior, explicó en tribuna, es para dar cumplimiento a la disposición del artículo Séptimo Transitorio del Decreto que reforma, adiciona y deroga, diversas disposiciones de la Ley General de Salud y de la Ley de los Institutos Nacionales de Salud, del pasado 29 de noviembre de 2019.

Ahí “se establece la obligación a las Entidades Federativas, para que en un plazo de hasta 180 días naturales, contados a partir de la fecha de su entrada en vigor, armonicen sus leyes y demás disposiciones normativas vigentes en dicha materia”.

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas del Congreso de la Ciudad de México, explicó que las personas que residimos en esta Ciudad tenemos derecho a que de ninguna manera se niegue la atención médica de urgencia.

También al acceso a un sistema de salud público, que mejore la calidad de la vida y su duración con servicios médico- sanitarios universales, equitativos, gratuitos, seguros, de calidad y al alcance de todas las
personas.

Y para el cumplimiento, mencionó algunos derechos y obligaciones que, a través de la prestación gratuita de los servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados para personas sin seguridad social, se proponen agregar servicios básicos de salud en nuestra Capital.

“La atención médica integral, que comprende la atención médica integrada de carácter preventivo, acciones curativas, paliativas y de rehabilitación, incluyendo la atención de urgencias.

La seguridad sexual y reproductiva, y la atención médica a las personas adultas mayores en áreas de salud geriátrica”.

De la misma manera, Nazario Norberto destacó que se mandata de manera categórica: que todas y cada una de las personas usuarias reciban los servicios de salud en igualdad y sin discriminación.

Igualmente que el nivel de ingreso o la carencia de éste, no podrán ser limitantes para el acceso a la prestación de los servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados, por lo cual queda “prohibido solicitar algún tipo de cuotas de recuperación o cualquier otro tipo de
compensación por dichos servicios”, recalcó.

“Se mandata también el derecho de las y los ciudadanos a presentar quejas por la falta o inadecuada prestación de servicios, así como recibir información acerca de los procedimientos, plazos y formas en que se atenderán las mismas”.dijo.

El legislador del grupo parlamentario de Morena indicó que también se suman como atribuciones de la persona titular de la Jefatura de Gobierno de nuestra Ciudad: Proveer los servicios de salud garantizando la infraestructura, personal, insumos y medicamentos necesarios para su oferta oportuna y de calidad.

Dijo que también está obligada a garantizar los servicios con el más alto nivel, con las mejores prácticas médicas con lo más avanzado del conocimiento científico y políticas activas en prevención, así como la protección a la salud bajo los criterios de universalidad e igualdad.

Indicó que deberá aplicar, de manera racional, transparente y oportuna, los recursos que sean transferidos por la Federación y los recursos que aporten, para la ejecución de las acciones de prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados.

También adoptar esquemas de operación que mejoren la atención, modernicen la administración de servicios y registros clínicos, alienten la certificación de su personal y promuevan la certificación y acreditación de establecimientos de atención médica.

Finalmente, el servicio de salud debe ser con el más alto nivel, con las mejores prácticas médicas, con lo más avanzado del conocimiento científico y políticas activas de prevención, para que el acceso a servicios de salud sea de calidad.

La propuesta de iniciativa fue turnada a la Comisión de salud para su análisis y dictamen.