Propone definir el concepto de Espacio Público desde la Constitución de la CDMX


  • Es urgente construir políticas públicas que permitan un verdadero uso y aprovechamiento del espacio público con orden y transparencia
  • Conforme a un análisis realizado por la SEDUVI, existen en la ciudad 3306 espacios públicos, correspondiendo a 8.4 m2 de área arbolada por habitante
  • El espacio público debe verse como algo necesario para la reconstrucción y fortalecimiento del tejido social

Los diputados integrantes de la Comisión de Uso y Aprovechamiento del Espacio Público que preside Gabriela Salido, proponen una  reforma al artículo 13 de la Constitución Política de la Ciudad de México, con el fin de que se considere en ésta,  una definición  clara y concreta de lo que es el “espacio público” para la ciudad.

En la actualidad este concepto hace referencia a los bienes del dominio público, sin embargo, con esta visión que es considerada en diversas leyes que rigen a esta ciudad, no se clarifica y puntualiza lo que debemos entender por Espacio Público.

“Es importante que todas y todos entendamos que es nuestro derecho usar y disfrutar libremente del espacio público en nuestra ciudad, de tal forma desde la Comisión creemos que nuestra Constitución Local no solamente debe reconocer este derecho, sino que debe definirlo para que podamos ejercerlo plenamente..” aseguró la legisladora.

La dinámica de vida actual ha hecho que las personas vean a la ciudad como una expresión de caos y crecimiento desordenado, que impide dar cuenta del entorno y la existencia de espacios como parques, plazas y lugares donde las personas solían convivir y construir comunidad, olvidando que la historia la ciudad se ha escrito y evoluciona, en parte, alrededor del espacio público.

Un ejemplo de esto, asegura Gabriela Salido, “es el bajo puente de Tacuba, espacio considerado hasta hace algún tiempo como foco rojo dentro de la Alcaldía de Miguel Hidalgo, en el que los vecinos evitaban transitar debido al descuido en el que se encontraba, la inseguridad y el vandalismo. Hoy, gracias a la colaboración en su momento, de autoridades locales y vecinos logramos que la historia de este lugar sea diametralmente distinta, pues en la actualidad las personas realizan ahí actividades deportivas y culturales; lo sienten y lo viven como parte de su comunidad y en consecuencia se logra el objetivo de su existencia que es generar convivencia y la paulatina reparación del tejido social.”

Con base en lo anterior, es que la reforma propuesta plantea incluir en el texto constitucional que: “El espacio público es el conjunto de bienes de uso común destinados a la generación y fomento de la interacción social, o bien, aquellos que permitan el desarrollo de las personas.”

Teniendo como objetivos entre otros generar símbolos que sean fuente de  pertenencia, herencia e identidad para la población; mejorar la calidad de vida de las personas, fortalecer el tejido social, a través de su uso, disfrute y aprovechamiento bajo condiciones dignas, seguras, asequibles, de inclusión, de libertad y democracia, libre accesibilidad, circulación y traslación y fundamentalmente permitir la convivencia, el esparcimiento, descanso, disfrute del ocio, la movilidad y el desarrollo de actividades físicas y de expresiones artísticas y culturales.

Lo anterior, sin dejar de considerar que también tiene una función de actividad laboral y comercial que deberá ser ordenada y de conformidad con lo previsto por la ley.

Cumpliendo así una función política, social, educativa, cultural, lúdica, recreativa y de actividad laboral y comercial ordenadas.

En el cual las autoridades de la ciudad deberán garantizar el carácter colectivo, comunitario y participativo de los espacios públicos y promoverán su creación y regeneración en condiciones de calidad, de igualdad, de inclusión, accesibilidad y diseño universal, así como de apertura y de seguridad que favorezcan la construcción de la ciudadanía y eviten su privatización.

“Los integrantes de la Comisión de Uso y Aprovechamiento del Espacio Público, pensamos que al incluir el texto citado en nuestro ordenamiento constitucional sentamos las bases para la posterior armonización de nuestro sistema jurídico local, partiendo de la idea de una ciudad moderna y de derechos”, concluyó.