PANISTAS CONDENAN HECHOS MORTALES OCURRIDOS EL JUEVES DE CORPUS DE 1971

  • Hace 48 años se perdió la oportunidad de iniciar la construcción de un andamiaje verdaderamente democrático.
  • Congreso CDMX rinde un minuto de silencio por el fallecimiento del joven Norberto Ronquillo. 

Los diputados del GPPAN se unen al reconocimiento de mujeres y hombres presentes en los movimientos políticos y sociales de nuestro país, quienes han logrado cambios favorables en la sociedad y condena los hechos mortales del ‘71. 

“Tuvo que transcurrir casi medio siglo para que nuestra ciudad honrara y reconociera a quienes el 10 de junio de 1971, en los alrededores de la estaciones del Metro San Cosme y Normal, fueran emboscados con el propósito de vulnerarlos, de coartar su legítima libertad de expresión”. 

Así lo expresó el diputado Héctor Barrera Marmolejo, en el marco de la develación de la leyenda en letras de oro “Mártires del 10 de Junio de 1971”, en el recinto de Donceles. 

Recordó que hace 48 años sucedió la matanza de Corpus, un hecho que nunca debió suceder. 

“Amenazas siguieron tras la matanza a aquellos jóvenes que acudían ese día para ser escuchados y que pedían democracia, sin embargo, los que decidieron callar las fuerzas paramilitares quienes truncaron el futuro de decenas de jóvenes”. 

Añadió que los tiempos han cambiado y hoy existe un régimen democrático, un sistema de partidos que con el paso del tiempo, se ha ido robusteciendo. 

México cuenta ya con un árbitro electoral que vigila elecciones y las hace equilibradas, ordenadas y limpias. Agregó que aún tenemos el deber y obligación de admitir que nos falta camino por recorrer para presumir un régimen democrático avanzado y de vanguardia, no obstante el camino ya está avanzado para la construcción sólida de instituciones. 

Recordó que el 10 de junio de 1971, jueves de Corpus, hubo más de un centenar de muertos, se minimizaron las acciones paramilitares, nunca se esclarecieron los hechos y se truncó la posibilidad de que cientos de jóvenes mexicanos tuvieran un futuro. 

“Se perdió en ese momento la oportunidad histórica de iniciar la construcción de un andamiaje verdaderamente democrático”, finalizó. 

Barrera Marmolejo aprovechó para reprobar el cobarde asesinato del joven estudiante Norberto Ronquillo y exigió un alto a la inseguridad, un alto a gobiernos autoritarios y omisos ante la problemática.