UN MEJOR ALUMBRADO EN EL ESPACIO PÚBLICO DE LA CDMX, ABONA A MEJOR SEGURIDAD: DIP. SALIDO

La infraestructura del alumbrado público en la Ciudad de México funciona actualmente con sistemas de iluminación de baja eficiencia energética, que además de carecer de mantenimiento constante, es poco amigable con el ambiente y genera altos costos al Gobierno, afirmó la Diputada Gabriela Salido, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (GPPAN).
Con base en lo anterior, la legisladora turnó a Comisiones un Punto de Acuerdo a fin de que las autoridades de cada una de las 16 alcaldías adopte acciones en materia de alumbrado en el Espacio Público; remitan a este Cuerpo Colegiado un informe del calendario de mantenimiento y/o reemplazo de luminarias, así como una evaluación de las posibilidades de renovar las bombillas de alto consumo por ahorradoras.
La CDMX cuenta con un aproximado de 25 mil calles que conforman dos mil 150 colonias; de ahí la importancia, insistió, de tomar acciones concretas para optimizar el funcionamiento de las 350 mil luminarias distribuidas en la ciudad y, en consecuencia, mejorar la calidad de vida de las y los capitalinos.
Salido Magos anotó que de acuerdo con datos de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUEE), el alumbrado público consume el equivalente al 2.25 por ciento del consumo de energía eléctrica nacional, por lo que los municipios deben pagar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por el abasto de energía.
“Es interesante tomar en cuenta que, en muchos de los casos, las luminarias no funcionan por falta de mantenimiento; sin embargo, el pago a CFE se realiza por horas de consumo al día, generando un cobro aún por aquellas que no funcionan”, explicó.
Puntualizó que el servicio de alumbrado es indispensable en el espacio público para abonar a la imagen urbana, y por supuesto mejorar la percepción de seguridad que tienen las y los ciudadanos.
La congresista citó diversos programas y acciones gubernamentales para mejorar el alumbrado público en la Ciudad, como “Senderos Seguros”, cuyos objetivos son optimizar y reforzar la seguridad de los estudiantes entre el transporte más cercano y su universidad, mediante la presencia policiaca, el ordenamiento del comercio informal, la poda de árboles, reparación de banquetas y baches, y por supuesto alumbrado público, entre otras acciones.
A través de “Ilumina tu Cuidad”, añadió la legisladora, el Gobierno capitalino invirtió dos mil 600 millones de pesos para la renovación y homologación del alumbrado público, modernizando la infraestructura del alumbrado público y un ahorro hasta de  24 por ciento.
“Si bien estos esfuerzos son loables, el problema es que el Gobierno Central solo se encarga de las luminarias ubicadas en las vialidades principales, por lo que las secundarias y terciarias corresponden a las Alcaldías, y por tanto no forman parte del programa”.
Dichas zonas deben ser atendidas por los gobiernos locales, dando mantenimiento de manera constante y así abonar a las acciones para garantizar la seguridad de quienes habitan y transitan por cada una de las demarcaciones.
Para mejorar la imagen urbana, combatir la problemática ambiental y reducir costos a largo plazo, consideramos necesario que las Alcaldías evalúen la posibilidad de sustituir luminarias obsoletas, incorporando criterios de la Norma Oficial Mexicana, entre los que se encuentran distancias y características específicas de los postes, el cableado, circuitos eléctricos y transformadores, entre otras.