“QUE EL ESTADO NOS RESPETE”: DIP. AMÉRICA RANGEL

• Con acciones es como se homenajea a las mujeres, lo demás es retórica, afirmó.

De nada sirve que una mujer gobierne si se somete a la voluntad de un hombre, así sea el presidente de la República, dejando en el desamparo a miles de mujeres, dijo este sábado ante el Pleno del Congreso local, la diputada panista América Rangel Lorenzana.

Esto en alusión a la decisión tomada desde el Gobierno Federal en el tema de la desaparición de las Estancias Infantiles, dejando en incertidumbre a miles de mujeres capitalinas que se quedaron sin un espacio de cuidado y protección de sus hija e hijos.

“Paridad total, no como discurso de campaña, sino como realidad cuando se exige a la autoridad la apertura de carpetas de investigación y la sanción a los responsables de aquellas víctimas que hace apenas unos días se quedaron sin su Fondo Federal”.

En el Sexagésimo Séptimo Aniversario del Sufragio Femenil, la diputada e integrante de la Comisión de Igual de Género, aseveró que a las mujeres no les satisface que gobierne alguien del género, si no hay empatía ni solidaridad en la búsqueda de justicia ante los delitos que vulneran sus libertades y tranquilidad.

La CDMX y México, comentó, deben aspirar a una sociedad igualitaria en donde el reconocimiento a los derechos fundamentales sea determinante para lograr la paridad de género en la toma de decisiones.

En su discurso, explicó que para México el debate ha sido largo hacia el reconocimiento al derecho al sufragio femenino, sin embargo, aún existen voces que descalifican el logro que hoy se conmemora.

Recordó que el PAN, hace 67 años, fue de los partidos más activos en la promoción de reformas constitucionales, estableciendo como mandato, que en todos los ámbitos de la vida pública, la paridad sea regla ineludible en la conformación de espacios de deliberación.

“Hoy quedan para la anécdota los razonamientos planteados en Tribuna por legisladores de la década de los cuarenta y los cincuenta, que negaban el derecho al voto activo y pasivo a las mujeres”.

Incluso, mencionó, todavía persiste el rechazo a la participación de las mujeres en el ámbito público disfrazadas de burla o actitudes de desdén, como si el tema fuera de la menor importancia. “Paridad total, para que en los Congresos haya mujeres que velen por los intereses de las mujeres, pero de las de a pie, de las que exigen Alerta de Género ante el aumento de casos de violencia feminicida y que no se conforman sólo con discursos o con que una de nosotras las represente”, concluyó.