Ley de Cultura Cívica CDMX viola derechos humanos: Jorge Gaviño

  • Jorge Gaviño Ambriz presentó reformas a artículos relacionados al orden público

El diputado Jorge Gaviño Ambriz presentó una iniciativa, para reformar los artículos 26, 27, 28 y 53, de la Ley de Cultura Cívica, puesto que violan los derechos humanos.

Los artículos refieren al orden público, a llamadas ociosas a teléfonos de emergencia, al ruido, maltrato físico y a la situación jurídica de los adolescentes en juzgados.

El vicepresidente de la Mesa Directiva del Congreso de la Ciudad de México señaló que la reforma busca armonizar y garantizar los derechos humanos. 

El legislador detalló que en los casos de violaciones a dicha ley por parte de los adolescentes, “en caso de que la persona probable responsable  sea un adolescente, la Persona Juzgadora lo amonestará y le hará saber las consecuencias jurídicas y sociales de su conducta. Cuando se determine la responsabilidad en la comisión de alguna de las infracciones, en ningún caso se le impondrá como sanción el arresto”.

Sobre las modificaciones a las infracciones contra la seguridad ciudadana citadas en el Art. 28. Frac. lll el vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRD en la I Legislatura del Congreso de la CDMX, propone que, “ se garantizará que los espacios públicos puedan ser utilizados libremente y únicamente sea requerido el permiso en situaciones específicas”. 

El día 8 de julio del presente año, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) presentó una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por considerar que este Congreso no tiene facultades para legislar en materia de Cultura Cívica y en lo particular los Artículos 26 fracción I, 27, fracción III, 28 fracciones II, IX y X y 53 segundo párrafo. 

Antes de concluir su intervención comentó: “El Congreso de la Ciudad de México ejerció sus facultades legislativas al expedir la Ley de Cultura Cívica, ya que la Constitución General de la República no le tiene restringida ni limitada dicha facultad”. Dicha iniciativa se turnó a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia.