EN EL TEC, MIKEL PLANTEA GOBIERNO DE MANO FIRME PARA FRENAR A DELINCUENTES Y NARCOMENUDISTAS

  • Califica de muy preocupante la crisis de inseguridad pública y la guerra de bandas por el mercado capitalino de las drogas.
  • Advierte que es urgente recuperar la autoridad en la Ciudad porque la delincuencia le ha puesto el pie en el cuello al gobierno.

Ante más de 500 estudiantes del TEC de Monterrey campus Santa Fe, Mikel Arriola, candidato del PRI a Jefe de Gobierno, afirmó que con su propuesta de gobierno fresco, honesto, eficaz, con experiencia y mano firme detendrá a delincuentes y narcomenudistas.

Tras participar en el Foro Transforma CDMX fue cuestionado por los reporteros sobre el tema de inseguridad, ante lo que el candidato priista, respondió: es preocupante la crisis de inseguridad pública que se vive en la capital del país, y el ejemplo más claro es la problemática que ha desatado la guerra de bandas por el mercado de las drogas.

Mikel Arriola precisó que es urgente recuperar la autoridad que en la capital del país ya se perdió, y el control ha sido tomado por la delincuencia que puso el pie en el cuello al gobierno capitalino.

Tenemos que recuperar este vacío que el Jefe de Gobierno dejó no sólo en manos de los delegados sino peor aún en manos de la delincuencia organizada, por lo que ahora la gran tarea consiste en reconquistar estos espacios, para lo cual tenemos que transformar a la policía y fortalecer a los ministerios públicos para que a su vez apoyen y protejan a los elementos policiacos que sí cumplen con sus tareas, precisó.

A la policía tenemos que fortalecerla a través de un área de investigación, una unidad de inteligencia y la eficacia en los Ministerios Públicos, ya que solamente se resuelven 6 de cada 100 delitos y de éstos sólo se denuncian el 10% de ellos, agregó.

Con respecto a la inseguridad que prevalece en la capital del país, Mikel Arriola indicó que es necesario revivir el objetivo de los elementos de seguridad a través de la prevención, con una policía preventiva y no reactiva que llegue 8 o 10 horas después de cometido un delito.

Para este fin ofreció una policía especial para el combate al delito, que tome medidas extremas a través cuerpos policiacos de élite con efectivos preparados, bien pagados y evaluados de manera permanente. Todo esto irá aunado a la inteligencia policiaca para conocer cómo, dónde operan y quién apoya a los cárteles de la droga, de este modo habrá elementos que ejerzan investigación y así no se dará carpetazo a los expedientes, ni mucho menos se caerán las carpetas de investigación.