El diputado Armando Tonatiuh González Case presentó iniciativa en el Congreso de la Ciudad de México para regular el coaching

• La iniciativa fue turnada para su análisis y dictamen a las Comisiones Unidas de Educación y Administración Pública Local
 
A fin de regular la práctica del coaching en la capital, evitar fraudes y contribuir a que la Secretaría de Educación elabore un registro de las instituciones dedicadas a esta actividad, incluso otorgue un reconocimiento legal para ejercerla, el diputado Armando Tonatiuh González Case presentó una iniciativa en el Congreso de la Ciudad de México para modificar la Ley de Educación local.
 
Esta iniciativa con proyecto de decreto, elaborada por el legislador integrante de la fracción parlamentaria del PRI, plantea adicionar la fracción XXXIX y recorrer la fracción subsecuente del artículo 13 de la Ley de Educación del Distrito Federal.
 
En su presentación, explicó que el coaching es un proceso de cambio en una persona con apoyo de otra, ya sea para transformar alguna situación personal o profesional; y que esta práctica se ha convertido en una herramienta para apoyar a directivos, mandos medios y ejecutivos en su desempeño personal y profesional.
 
“Sin embargo, el inconveniente que hoy se presenta es que el llevar a cabo el coaching ya es una moda, en la que cualquier empresa, institución o persona, se dicen estar certificadas y prometen dar resultados, ya sea en el ámbito personal o profesional. Información proporcionada por diversos medios de comunicación, mencionan que las denominadas sectas coaching son la nueva estafa que utiliza la autoestima como un arma y con el estandarte de la superación personal, usan a las personas que ven en sus vidas como un constante desastre, los insultos y los gritos y hasta les hacen creer que ciertos hábitos o actitudes en su vida provocan el fracaso”, aseguró.
 
Indicó que existen empresas dedicadas al coaching con ganancias superiores a los 900 mil pesos semanales, porque cobran tarifas con altos costos y en ocasiones piden a los alumnos que terminan el curso que trabajen para ellos de manera gratuita o recluten nuevos alumnos. “Estas empresas e instituciones, en muchas ocasiones no están registradas y funcionan estafando a las personas interesadas por no existir un control sobre las mismas”.
 
González Case recordó que a nivel federal, la práctica del coaching está regulada mediante el Consejo Nacional de Normalización y Certificación de Competencias Laborales, que es una entidad paraestatal sectorizada en la Secretaría de Educación Pública, mientras que en la Ciudad de México la Secretaría de Educación no tiene registro de las instituciones y empresas dedicadas a esta actividad, lo que origina fraudes a las personas interesadas en realizar esta actividad.
 
“Es de gran importancia hacer un registro que permita tener una base de datos de quienes se dedican a la actividad del coaching en la Ciudad de México, y a su vez, la autoridad local, esté en capacidad de otorgar el reconocimiento para ejercer la actividad tanto a personas como empresas”, concluyó.
 
Esta iniciativa fue turnada para su análisis y dictamen a las Comisiones Unidas de Educación y de Administración Pública Local del Congreso de la Ciudad de México.