POSITIVO EL PROGRAMA DE LA SSC DE CHATARRIZACIÓN 2019 EN LA CIUDAD DE MÉXICO

  • El programa tiene como propósito generar calidad de vida.

La Secretaría  de Seguridad Ciudadana (SSC), a cargo del maestro Jesús Orta Martínez, puso en marcha desde principios del presente  año el programa “Chatarrización 2019”, con la finalidad de responder a una de las demandas prioritarias de la ciudadanía sobre el retiro de vehículos viejos de las calles por representar un foco de insalubridad y de inseguridad en las colonias.

Así lo señaló el segundo inspector Luis Edgar Rosales, Director de Control de Estacionamiento en la Vía Pública de la SSC, quien añadió que el programa de Chatarrización tiene como propósito generar calidad de vida, retirar vehículos con vidrios rotos, con basura o fauna nociva y que en algunos casos se utilizan para consumir drogas.

Entrevistado en el Corralón Fuente de Loreto que se ubica en el Eje 5 Sur esquina con Plan de Ayala, en la colonia Santa María Aztahuacán, alcaldía Iztapalapa, Edgar Rosales señaló que se cuenta para este programa que inició a partir del 17 de enero del presente año, con 10 grúas concesionadas para trasladar los vehículos en los 30 depósitos vehiculares de la SSC en la capital del país.

Añadió que el retiro de los vehículos abandonados en las calles se da conforme a lo establecido en la regulación de carácter cívico como en el control de tránsito, por lo que dijo, “primero se publica la notificación a los propietarios por parte de la alcaldía, que marca 10  días como mínimo que el vehículo está en condición de abandono”.

Agregó que si se hace caso omiso a la advertencia de la notificación, “se va a arrastrar el automóvil hacia un depósito vehicular donde tiene que permanecer 30 días, y si en ese periodo el ciudadano propietario que así lo acredite podrá llevar a cabo los trámites correspondientes para reclamarlo, de no ser así se procede a su chatarrización”.

En primera instancia se va a privilegiar los arrastres que sean generados a través de denuncias ciudadanas al número telefónico de emergencia 911, ello como parte de la Estrategia de Proximidad por Cuadrantes que busca reducir el tiempo de respuesta ante una emergencia.

Una vez que los vehículos son comprimidos, previamente se les quita la betería y el catalizador, los cuales son vendidos en bloques de acero a una fábrica metalúrgica que se encuentra en el Estado de México y el dinero recaudado se utiliza para la compra de nuevas grúas de la SSC.

Prevenir y salvaguardar la integridad de los ciudadanos es el compromiso de la SSC capitalina, por lo que, pone a sus órdenes el 911, la aplicación para teléfonos inteligentes “Mi Policía” y el número 52089898, para solicitar apoyo en materia de seguridad.