CIUDAD DE MÉXICO NO ESTÁ EXENTA DE CRISIS EN MATERIA DE DERECHOS HUMANOS

· El diputado Emmanuel Vargas llamó a evitar casos como del Heaven y de abuso sexual en el transporte público y escuelas, entre otros.
 
· El legislador Temístocles Villanueva criticó que la SEGO acumule quejas y recomendaciones de la CDHDF por agravios a garantías fundamentales.
 
La crisis generalizada de derechos humanos y de legitimidad en los poderes públicos no exenta a la Ciudad de México de los altos índices de homicidios dolosos, feminicidios, secuestros, extorsiones, abusos de autoridad, desapariciones forzadas, agresiones a periodistas y crímenes de odio, señalaron diputados del Grupo Parlamentario de Morena.
 
Los diputados Temístocles Villanueva Ramos, Emmanuel Vargas Bernal, José Rodríguez Díaz de León y Leticia Estrada Hernández cuestionaron a los titulares de la Secretaría de Gobierno, Guillermo Orozco Loreto; y a la Secretaría Ejecutiva del Mecanismos de Seguimiento y Evaluación del Programa de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Aurora Pérez Trejo, la situación que guardan las garantías universales de los capitalinos.
 
Al respecto, el diputado Emmanuel Vargas, presidente de la Comisión de Atención Especial a Víctimas en el Congreso capitalino, llamó a evitar casos como el del Bar Heaven; el reciente abuso sexual de menores en el Metro y en un preescolar de Gustavo A. Madero; o el de Marco Antonio, estudiante de bachillerato detenido arbitrariamente en Azcapotzalco, golpeado y abandonado por autoridades locales.
 
Señaló que, de acuerdo con el “Informe de gestión 2016-2018”, el cumplimiento del Programa de Derechos Humanos implementado por la Secretaría de Gobierno local (SEGO), en términos presupuestales, es de 38.48 por ciento en los 51 entes públicos del Gobierno central; y de tan sólo 53.15 por ciento en las 16 alcaldías.
 
Vargas Bernal aseguró que los integrantes de la Primera Legislatura pondrán su empeño en la conformación de un marco jurídico acorde a los reclamos y a las necesidades de la población.
 
En el Salón “Heberto Castillo” del Recinto de Donceles y Allende, el diputado Temístocles Villanueva Ramos, Presidente de la Comisión de Derechos Humanos, indicó que al primer semestre de 2017 no existían unidades administrativas que estuvieran pendientes de la ejecución del citado programa.
 
“No existen avances en la capacitación de personal en la materia. No se ha trabajado de manera expedita en la armonización de las reglas y procedimientos internos para eliminar obstáculos y limitaciones que las personas afrontan en el Gobierno”, expuso.
 
En este sentido, criticó que la Secretaría de Gobierno concentre quejas y recomendaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) por agravios a las garantías fundamentales, a las cuales no ha dado atención desde 2015.
 
“Se trata de reconocer a las personas como titulares de derechos y a las instituciones como entes responsables de cumplir las obligaciones en la materia y que tomen en cuenta la implementación del Programa de Derechos Humanos en su quehacer diario”, abundó.
 
Asimismo, el diputado José Luis Rodríguez Díaz de León consideró que los informes de Orozco Loreto y de Pérez Trejo no coinciden con lo que viven los capitalinos y se quedan en “un buen intento”.
 
“Parece que estamos hablando de espacios diferentes, donde el avance de derechos humanos no es el que percibimos en territorio. Persiste la pobreza extrema, casos de niñas y niños sin acceso a una vida libre de violencia. Estamos hablando de ciudades distintas en esta comparecencia y nos gustaría que ésta no fuera una más de las 300 reuniones que dicen se han llevado a cabo”, aseveró.
 
El legislador de Morena también refirió que el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) opina que en México continúan, entre otros delitos, las desapariciones forzadas y las agresiones contra defensores de derechos humanos y periodistas.
 
Finalmente, la diputada Leticia Estrada Hernández señaló que los derechos humanos deben ser el eje del quehacer público y de todas las actividades del Estado.