Hay que aplicar un plan para evitar discriminar a la comunidad LGBTTTl en calidad de prisión: Conapro

  • Los integrantes de la comunidad LGBTTTl están en una situación vulnerable.
  • En necesario un plan para evitar que este grupo continúen siendo discriminado.
  • Hay más de 202 mil 745 personas en calidad de prisión.
A fin de proteger a todos los ciudadanos en sus garantías individuales, la Confederación Nacional de Profesionistas y Jóvenes de México (Conapro) aplaudió la implementación de un plan para proteger a los integrantes de la población lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual (LGBTTTl) en situación de reclusión.
 
Su presidente, Silvio Octavio García Rodríguez recordó que la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, identificó que en México los integrantes de esta comunidad están en una condición vulnerable.
 
“Pueden existir situaciones de riesgo, afectando derechos en diversas formas, entre ellas la discriminación, no obstante que, en muchos países –entre ellos México– ya se cuenta con una legislación para prevenir esta conducta tipificada como delito”, explicó García Rodríguez.
 
Indicó, además, que “la población penitenciaria en México a nivel nacional, (sentenciada o en proceso) se ubica en las 202 mil 745 personas, de las cuales 192 mil 225 son hombres y 10 mil 520 mujeres, entre las cuales, el 1 por cierto pertenece a la población LGBTTTI”.
 
El representante de esta Organización No Gubernamental (ONG) añadió que entre los grupos vulnerables en condición de reclusión también se encuentran en riesgo de que se violenten sus derechos humanos, personas mayores (ancianos), con discapacidad psicosocial e inimputables, entre otros más.
 
Dijo que, en los diferentes centros de reclusión ubicados en todo el territorio nacional, particularmente los que controlan las entidades federativas, hay una “ausencia de un protocolo para atender sus necesidades específicas”, así como determinar su ubicación y sus requerimientos de protección.
 
“Carecen de condiciones de internamiento para evitar maltrato y discriminación, propiciando el acceso igualitario a todas las actividades que se desarrollen al interior del centro penitenciario”, lo que vulnera su condición, particularmente de índole sexual al ser discriminados u ofendidos por sus preferencias.
 
Por estos motivos, García Rodríguez aplaudió que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que dirige Luis Raúl González Pérez, realice tal plan para “atender y evitar que este grupo vulnerable de la sociedad continúen siendo discriminado.
 
La Conapro precisó que los porcentajes van desde 20 por ciento en 2015 a 23 por ciento durante el año pasado (2018) consecutivamente, “lo que dificulta garantizar el respeto a sus derechos humanos, viviendo en condiciones de exclusión a causa de sus preferencias sexuales o condiciones de identidad de género”.
 
“Esto evidencia la importancia de impulsar y promover su reconocimiento, para evitar que se incrementen condiciones inadecuadas que vulneren sus condiciones de igualdad y no discriminación”, resaltó.
 
Sostuvo que el marco jurídico internacional ya considera, dentro del documento “Reglas mínimas de las Naciones Unidas para el tratamiento de los reclusos”, situaciones para evitar la discriminación, “al considerar “condiciones de mayor vulnerabilidad presentes en el contexto penitenciario”.
 
Al respecto, recordó lo que la ONU precisa sobre el tema: “las personas homosexuales, bisexuales y transexuales comprenden un grupo particularmente vulnerable en el sistema de justicia penal y en los recintos penitenciarios.
 
“A la fecha se ha escrito muy poco acerca de sus necesidades especiales, mientras que aumenta la información de discriminación y abusos sufridos por este grupo en el sistema de justicia penal en el mundo”.
 
En este marco, la Comisión lnteramericana de los Derechos Humanos acotó en su “Plan Estratégico 2017-20211” temas —como el de las lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales— que se deberán de atender en forma prioritaria en todos los países miembros para darles atención durante este.
 
En los últimos días, el gobierno de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador ha manifestado que su gobierno acatará las recomendaciones de los organismos internacionales, —incluyendo la ONU y la Corte Interamericana de los Derechos Humanos— así como el respeto a las defensa de las garantías individuales.