Debaten diputados del Congreso local sobre la ubicación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México

• El Diputado Jorge Gaviño Ambriz, del Partido de la Revolución Democrática, presentó el pronunciamiento en la sesión ordinaria
 
Los Grupos Parlamentarios representados en el Congreso de la Ciudad de México debatieron sobre la ubicación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, derivado de un pronunciamiento presentado en la sesión ordinaria de este miércoles.
 
Jorge Gaviño Ambriz promovente del pronunciamiento hizo algunas precisiones sobre la ubicación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y sus temas financieros, por ejemplo que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México es una empresa paraestatal concesionaria del aeropuerto que se construye en Texcoco y accionista mayoritaria del Aeropuerto Internacional Benito Juárez en 99% de las acciones.
 
Además, dijo, los terrenos tanto del Aeropuerto Benito Juárez, como Texcoco, son propiedad federal, administrados por una empresa de participación estatal mayoritaria. “Por tal motivo, sería importante explicarnos cómo podría, sin la autorización del Gobierno Federal y también del Gobierno Local, hacerse una infraestructura distinta a lo que se tiene previsto”, preguntó.
 
Indicó que no se puede llevar una obra del aeropuerto de Texcoco a Santa Lucía de una manera unilateral, ya que se debe hacer una licitación pública internacional o nacional. “Nadie puede decir en lugar de hacerme esta talachita de obra de 2 mil, 3 mil millones de pesos házmela acá, no se puede, no se debe.
 
“Estos datos son absolutamente verificados. Se los he traído para que ustedes revisen, porque todos nosotros somos representantes populares y debemos tener muy claro qué tenemos que hacer. Si hay un aeropuerto adicional debemos tener recursos adicionales de la Federación y eso tiene que estar contemplado en los recursos de la Federación”, resaltó.
 
Al respecto, el legislador Fernando José Aboitiz Saro, de la Asociación Parlamentaria Encuentro Social, subrayó que en este asunto “deberíamos estar pensando o congratulándonos que vamos a tener una gran reserva ambiental, quizá podríamos tener una ciudad universitaria en el oriente del Valle de México; quizá podríamos tener la oportunidad de hacer un sistema de recuperación del agua pluvial”.
 
El congresista Jorge Triana Tena, del PAN, aseguró que el proyecto seleccionado por el Gobierno federal entrante, no cuenta con ningún estudio de factibilidad, “mucho menos con el aval de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que es un organismo especializado de la ONU, y a decir de especialistas difícilmente lo va a tener”.
 
Después, el diputado del PRI, Guillermo Lerdo de Tejada Servitje, aseguró que al cancelar el proyecto del nuevo aeropuerto en Texcoco, habrá consecuencias para el país, por ejemplo se quedan en la indefinición más de 50 mil trabajadores; se dañó la confianza de los inversionistas en nuestro país; se tuvo en dos días una de las depreciaciones más importantes, “perdimos más de 4.7% del valor de nuestra moneda y la calificadora Fitch ha cambiado la perspectiva de México de estable a negativa”.
 
Por el Grupo Parlamentario de Morena, la diputada María Guadalupe Chavira de la Rosa, respondió “no se pongan nerviosos, el gobierno que está por iniciar será un cambio, y será un cambio donde los empresarios, la inversión extranjera e inversión que se tenga de los capitales se hará con responsabilidad”.
 
Su compañero de bancada, el diputado Eleazar Rubio Aldaran, agregó “les pedimos que se serenen, efectivamente los ciudadanos y todos en nuestro país serán escuchados, van a ser atendidos, y actuaremos con cordura”.