CDMX REQUIERE MEJOR TRANSPORTE PÚBLICO, SUFICIENTE, EFICIENTE Y NO CONTAMINANTE

El secretario general del Partido Verde capitalino, Carlos Madrazo Silva, pidió a las autoridades locales tomar en cuenta el compromiso adquirido por la CDMX durante la sexta Cumbre Bienal de Alcaldes (2016), para que en 2025 no circularan en la urbe vehículos con motor a diésel, esto ante la necesidad de renovar y ampliar la flota del transporte público en la capital del país.

Durante la sexta Cumbre Bienal de Alcaldes (2016), evento del Grupo de Liderazgo Climático, La Ciudad de México, París, Madrid y Atenas, establecieron llevar a cabo medidas para que en 2025, en sus calles y avenidas no circulen más vehículos que usen diésel. Los motores a diésel emiten niveles altos de óxidos y dióxidos de nitrógeno, además de partículas en suspensión muy finas como las PM 2.5.

Un importante medio de comunicación dio a conocer que la Red de Transporte de Pasajeros (RTP), renueva 5 unidades que anteriormente sirvieron como transporte escolar, las cuales ya tienen una vida útil de 10 años, éstas se sumarían a 158 unidades de la RTP que habrían cumplido con su vida útil, 10 años, de acuerdo con los Lineamientos Generales para la Sustitución de Unidades y Actualización del Padrón del Transporte Público, entre estos están 42 autobuses modelo 2001 y otros 26 modelo 2002, los cuales tendrían casi 18 años funcionando, con el correspondiente aumento de la emisión de gases contaminantes.

El líder ecologista comentó, “las medidas para aumentar y optimizar el transporte público son urgentes, entiendo que el presupuesto para lograrlo es finito, pero las actuales condiciones ambientales deben llevar a las autoridades a invertir en transporte ambientalmente sustentable y  sacar de las calles a las unidades contaminantes, además de optar por la adquisición de vehículos que no funcionen con diésel, empero, una licitación pública, firmada por el director ejecutivo de Administración y Finanzas de la RTP, fue emitida en febrero para la adquisición de 70 autobuses con motor a diésel; ¿cómo ciudad estamos haciendo lo necesario para cumplir con el compromiso de eliminar de nuestras calles los vehículos a diésel?”

Expertos plantean que uno de los principales emisores urbanos de PM 2.5, las cuales son particularmente dañinas para la salud, son los motores a diésel. Estudios han demostrado que los motores que usan ese tipo de combustible, emiten niveles altos de óxidos y dióxidos de nitrógeno, estos últimos, pueden causar o agravar afectaciones en la salud, como inflamación pulmonar, lo que puede causar asma, bronquitis, aumento del riesgo de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares, además de estar vinculadas a otros padecimientos como la diabetes.

“El Partido Verde reconoce los esfuerzos y aciertos oficiales para  impulsar el transporte público ambientalmente sustentable, tal como el reciente anuncio del Gobierno de la Ciudad de la construcción de una vía elevada de trolebús, o la noticia anterior de la compra de 30 unidades nuevas de los mismos; además de continuar con el proyecto del Cablebús; consideramos que a éstas y más medidas acertadas, se deben sumar las enfocadas a erradicar una de las principales fuentes emisoras urbanas de PM 2.5, los automotores a diésel”, concluyó Madrazo Silva.