FORTALECER ACCIONES PARA COMBATIR EL SOBREPESO Y OBESIDAD INFANTIL

El secretario general del Partido Verde en la Ciudad de México, Carlos Madrazo Silva, pidió a las autoridades locales el fortalecimiento de las acciones de gobierno que logren reducir el problema de obesidad infantil en la capital del país, con la finalidad de evitar enfermedades relacionadas con el sobrepeso.

Información difundida en un importante medio de comunicación señala que en la Ciudad de México 4 de cada 10 niños tienen sobrepeso u obesidad. Los últimos resultados disponibles de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) indican que a escala nacional 3 de cada 10 niños viven con exceso de peso. La UNICEF revela que en México 1 de cada 20 menores de 5 años y 1 de cada 3 entre los 6 y 19 años padece sobrepeso u obesidad, lo cual coloca al país entre los primeros lugares en dicho problema.

Según la UNICEF el sobrepeso y obesidad infantil se presenta más a menudo en los estados del norte y en comunidades urbanas, el líder ecologista comentó, “es necesario que las autoridades evalúen las acciones que se han realizado para retomar los casos de éxito y fortalecerlas, además de implementar medidas nuevas, ya que el problema no es reciente, y la percepción es que si éste no va en aumento, por lo menos está vigente con la misma gravedad.”

Especialistas señalan que los niños obesos sufren dificultades respiratorias, incrementan riesgo de fracturas, pueden padecer hipertensión y algunos presentan resistencia a la insulina y efectos psicológicos negativos, además, los niños con exceso de peso tienen más alta probabilidad a ser adultos obesos y desarrollar enfermedades cardiovasculares y diabetes entre otros padecimientos.

Expertos en la salud recomiendan promover entre la población infantil adolescente, actividad física como caminar, correr, saltar o andar en bicicleta, además de una alimentación correcta, que reduzca el consumo de alimentos procesados y altamente azucarados.

“Combatir el sobrepeso y la obesidad infantil debe hacerse desde varias trincheras, con la participación de las autoridades de salud, las escuelas, los padres de familia y también con el apoyo legislativo e industrial; en este último punto, sería de gran valor retomar para su evaluación, el planteamiento de organizaciones de la sociedad civil para reformar las normas de etiquetado de los productos, principalmente los dirigidos a niños, los cuales en la mayoría de los casos colocan una imagen caricaturizada, que es el gancho para que los niños lo pidan. Parte de las propuestas incluyen mostrar las advertencias sobre el alto contenido en azúcares y/o grasas saturadas, lo cual podría incidir en la elaboración y venta de mercancías más saludables”, concluyó Madrazo.