GUARDIA NACIONAL, SERÁ DE GRAN AYUDA PARA DETENER TALA ILEGAL EN LA CDMX: PARTIDO VERDE

Carlos Madrazo Silva, secretario general del Partido Verde en la Ciudad de México, externó su optimismo por el decomiso de madera talada ilegalmente, realizado en coordinación por la Guardia Nacional, la Secretaría de Seguridad Ciudadana, la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA) y la Secretaría de Medio Ambiente local, esto en la alcaldía Tlalpan.

En el lugar de los hechos fue decomisado un camión, 38 trozos de madera recién talada, equivalentes a casi 14 metros cúbicos de biomasa, por lo que, al rebasar los 4 metros cúbicos, la carpeta de investigación quedó a cargo de la Fiscalía General de la República y la PROFEPA.

El líder ecologista comentó, “la Guardia Nacional suma con sus recursos para enfrentar a los talamontes, es una labor excelente y necesaria para frenar la deforestación de los bosques en la capital del país, esto incluye la protección de la fauna y la preservación de los servicios ambientales, tales como: recarga de mantos freáticos, captación de dióxido de carbono y liberación de oxígeno, así como la regulación del clima, por mencionar algunos”.

Durante su campaña de reforestación, el Partido Verde constató los daños de la tala ilegal en los bosques de la CDMX. Recientemente, distintos medios de comunicación dieron a conocer que 15 mil de las 17 mil hectáreas de bosques en Milpa Alta, tienen alguna afectación, lo que equivale al 88 por ciento de la superficie total, esto a causa del robo de madera, deforestación, así como los fuertes vientos que se dieron en 2010 y 2016.

“Confiamos en que la coordinación de las dependencias locales y federales, apuntaladas por la Guardia Nacional lograrán poner un freno a la voraz deforestación que han sufrido las áreas naturales de la Ciudad de México. Esperamos que pronto las medidas tomadas por las autoridades conseguirán no sólo decomisar, sino también prevenir la tala y desarticular a las organizaciones que la llevan a cabo, esto, antes de que se consume el daño sobre los sujetos forestales que tardan décadas en crecer y son talados en instantes y sin miramientos”.