HONRÓ TERE RAMOS LA MEMORIA DE LOS FALLECIDOS EN  1985 Y 2017, TAMBIÉN LA LABOR HEROICA DE LOS VOLUNTARIOS

  • Es necesaria una capacitación continua, seria y a fondo de los cuerpos de protección civil, generar una cultura de prevención e intensificar los simulacros, dijo.

En tribuna, la vicecoordinadora del Partido Verde, Teresa Ramos Arreola honró la memoria de los fallecidos de los sismos de 1985 y 2017, también reconoció la labor de los heroicos voluntarios durante la sesión solemne del Congreso de la Ciudad de México.

Ramos Arreola destacó que las y los mexicanos conmemoramos el día de hoy dos desastres que nos recuerdan la fuerza con la que, en ocasiones, se manifiesta la naturaleza y la fragilidad de los seres humanos.

Al recordar la fuerza destructora de la naturaleza en los sismos de 1985 y 2017, la diputada se pronunció a favor de una mejor regulación en materia de construcción de inmuebles y en mejorar cada día el marco jurídico de la protección civil y de desarrollo urbano, en el cual se pondere la protección y la vida de las personas.

La ecologista consideró impostergable pugnar por una capacitación continua, seria y a fondo de los cuerpos de protección civil, así como generar una cultura en esta materia e intensificar los simulacros para los padres de familia, los menores y las personas con capacidades diferentes, principalmente.

“La prevención y la protección civil, ante desastres de gran envergadura, requieren de una organización previa y permanente que no puede darse espontáneamente, por eso debe fortalecerse una idónea sincronía entre el gobierno y la sociedad civil, es decir, conjuntamente ambas instancias deben colaborar en la búsqueda de una forma eficiente de reacción ante dichas emergencias”, dijo la diputada local.

Por lo anterior, la vicecoordinadora del Partido Verde en el Congreso de la Ciudad de México se comprometió a velar por los intereses y la seguridad de las y los capitalinos, “nos comprometemos a garantizar mejores leyes que, si bien no evitan tragedias si colaboran a que los daños sean menos y a que la ciudadanía no sufra más de la ineficiencia y la corrupción de las autoridades”.