IMPULSA MOVIMIENTO CIUDADANO A JÓVENES ARTISTAS DE PROVINCIA

190716-08

 

El coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano en la ALDF, Armando López Campa, inauguró la exposición “Mirar y Transformar, esbozos de mi niñez”, del pintor Juan Altamira, de Aguascalientes.

En su intervención, expresó el compromiso de su partido de apoyar a los jóvenes artistas de la capital del país y de otras entidades de la República.

Durante el evento, López Campa aprovechó para anunciar que en la próxima sesión de la Diputación Permanente presentará un punto de acuerdo para exhortar al Gobierno de la Ciudad de México a que establezca una política en favor de los adolescentes, en especial de las mujeres entre los 12 y 20 años de edad, a fin de elevar su nivel de vida.

Al respecto, reveló que de acuerdo a cifras del Consejo Nacional de Población (CONAPO), existen en el país cerca de 5 millones y medio de mujeres adolescentes de 15 a 19 años de edad, por lo que urgió a las autoridades locales y federales a reflexionar sobre la importancia de fortalecer, en específico el plan de vida de ese sector de la población a través de la educación, servicios de salud, equidad de género, desarrollo de capacidades y atención en materia de salud sexual y reproductiva.

Ello bajo la premisa de que cuando un país invierte en la salud y la educación de su juventud, en especial de sus adolescentes, y además se crean las oportunidades para que alcancen su pleno potencial, se ayudaría a impulsar el crecimiento económico para abatir la pobreza, “cabe destacar que en la Ciudad de México se concentra el 7.2% de la población de jóvenes en México”.

El líder de la bancada de MC en la Asamblea Legislativa lamentó que no sólo persistan los índices de pobreza, sino que la desigualdad económica se ha ensanchado. Tampoco se cuentan con mejores servicios públicos ni con una educación de mayor calidad.

Dijo que el número de dependientes económicos por población en edad de trabajar es hoy la mitad de lo observado hace 40 años y sólo restan 10 años más antes de que la tasa de dependencia empiece a subir por el proceso de envejecimiento.

“Por ello, tenemos que idear formas innovadoras para aprovechar los 10 años que nos quedan de bono demográfico y crear un posible bono de género, el cual resultaría de la mayor participación laboral de las mujeres”, puntualizó.