RUEDA DE LA FORTUNA EN CHAPULTEPEC, UNA VUELTA MORTAL SIN EL MANTENIMIENTO NI LA ATENCIÓN DEBIDA

• A MORENA se le estrellan y caen trenes del Metro, además de convertir las risas en dolor tras el accidente en “La Quimera”.
• Grupo Parlamentario del PAN será garante de que ahora sí, exista mantenimiento de manera trimestral y no impunidad.

El Parque Aztlán en Chapultepec podría ser un nuevo escenario mortal para sus visitantes si el gobierno de Claudia Sheinbaum o la 4T, no prioriza la seguridad estructural de sus instalaciones y nuevos juegos mecánicos durante su proceso de construcción.

“Sería la tercera tragedia mortal en la era de transformación y de Regeneración Nacional para la Ciudad, la experiencia de La Quimera y el tramo de la Línea 12 del Metro, son episodios sociales que nunca olvidará la Cuidad por más esfuerzo y esmero que haga Sheinbaum en revertir ese dolor con atracciones o dinero”.

Así lo expuso el diputado local Federico Döring, quien este martes, cuestionó el proyecto de diversiones que impulsa MORENA desde el Gobierno de la Ciudad, pero sobretodo, lamentó que sea esta misma administración la que opere a futuro una Rueda de la Fortuna.

“La construcción de este nuevo Parque debe tener la parte activa de la Secretaría de Protección Civil y Gestión Integral de Riesgos, para la verificación de la obra junto con la empresa que desarrollará los trabajos, y así, evitar futuros accidentes como en La Quimera”.

Más allá de eso, explicó, le apostamos a que no exista impunidad, por eso el llamado a que este nuevo centro de atracciones cuente con la supervisión estricta de las autoridades para que no se presenten nuevos casos de dolor ni muertes.

Döring expuso que estará atento al desarrollo y términos de los contratos entre el Gobierno central y la empresa Mota Engil México, ya que “parece un negocio patrimonial hacer obras grandes, sean opacas y con riesgos humanos”.

“No coincidimos con la postura de que el Parque Aztlán será un ícono para la CDMX, porque el verdadero ícono que identifica a la 4T son las desgracias y el hacer sufrir a las familias por negligencias e impunidad, lo estamos viendo en la Línea 12 del Metro que no hay señalados ni juzgados”.