HASTA UN AÑO DE PRISIÓN PARA QUIEN ABANDONE A CUALQUIER ANIMAL NO HUMANO, PROPONE EL DIPUTADO ENRIQUE NIETO FRANZONI

·         El abandono de animales se incrementó en 15% en dos años de Pandemia de COVID 19

·         Los culpables pagarían además, una multa de entre 250 y 450 UMAS

Ciudad de México, 20 de julio del 2022

Pena de seis meses a un año de prisión y multa de entre 250 y 450 veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) vigente a quien abandone a cualquier animal no humano de tal manera que quede expuesto, por falta de cuidado o protección, a riesgos que amenacen su integridad, la de otros animales o de las personas, propuso hoy el diputado del PRI Enrique Nieto Franzoni.

Para ello, el legislador presentó al Pleno del Congreso de la Ciudad de México, una Iniciativa para reformar los artículos 350 Bis y 350 Ter del Código Penal para el Distrito Federal. En ella, planteó que se estima que siete de cada 10 hogares mexicanos tienen una mascota, pero al mismo tiempo “la relación es agridulce”, ya que solo el 30% tiene un hogar y seis de cada 10 son maltratados, además de que cerca de 500 mil perros y gatos son abandonados cada año.

Añadió que la reciente crisis derivada de la pandemia por COVID 19 ha provocado que se incremente el abandono de mascotas en alrededor del 15 por ciento tan solo en los años 2020 y 2021; en la mayoría de los casos, los dueños declararon que simplemente “ya no los querían”.

Por ello, el representante popular propuso adicionar un artículo 350 Quater para establecer que “a quien abandone a cualquier animal no humano de tal manera que quede expuesto, por falta de cuidado o protección, a riesgos que amenacen su integridad, la de otros animales o de las personas, se le impondrá pena de seis meses a un año de prisión y multa de 250 a 450 veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización vigente.

Prevé asimismo que la autoridad podrá sustituir total o parcialmente la pena por un tratamiento enfocado a una guía de animales no humanos para dueños responsables que dure hasta de 180 días, o por la prestación de jornadas de trabajo en favor de la comunidad por hasta 180 días.

De la misma manera, la Iniciativa propone reformar el artículo 350 Bis para castigar el maltrato animal no solo con prisión de seis meses a dos años y multa de 50 a cien UMAs ya establecidas, sino que además la persona que resulte responsable por este delito, quedará suspendida para ejercer profesión, oficio, encargo o laborar en centros de trabajo cuyo giro involucre el trato o manejo de animales no humanos, hasta por un periodo igual al de la pena de prisión impuesta o hasta haber concluido tratamiento psicológico o trabajo comunitario decretado por autoridad competente.

Señala además que las penas previstas serán aumentadas en una mitad cuando se cometa por servidores públicos que derivado de sus funciones tengan por encargo el cuidado de animales no humanos. En estos casos, los servidores públicos serían castigados con destitución e inhabilitación para desempeñar empleo, cargo o comisión hasta por un tiempo igual al de la pena de prisión impuesta.

La Iniciativa fue turnada para su análisis y posterior dictaminación a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, con opinión de la Comisión de Bienestar Animal.