ATIENDEN SEDESO Y SEDESA A POBLACIÓN AFECTADA POR EXPLOSIÓN EN IZTAPALAPA

· Cuatro de los seis lesionados atendidos en hospitales del Gobierno de la CDMX con reporte fuera de peligro
 
· Las autoridades capitalinas brindan atención y ofrecen programas sociales a las personas que se ubicaron en condición de vulnerabilidad por el siniestro
 
Por instrucciones del Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva Gálvez, personal de las secretarías de Desarrollo Social (SEDESO) y Salud (SEDESA), trabajan de manera coordinada para atender a las seis personas que resultaron lesionadas por la explosión de un tanque de gas, ocurrida esta mañana en la colonia Progresista de la delegación Iztapalapa, las cuales se reportan como fuera de peligro.
 
Tras el accidente que se registró en el domicilio ubicado en Álvaro Obregón 114, Manzana 4, brigadistas del Ejército Rosa se presentaron en el lugar para brindar asistencia y apoyo a las y los afectados.
 
Las seis personas lesionadas, entre ellas un menor de edad, fueron trasladadas de manera urgente a diversos hospitales de la CDMX; cuatro de ellos operados por el Gobierno de la Ciudad de México y dos por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
 
La SEDESA informó, en el primer caso, que un menor de 16 años de edad presenta 14% de la superficie corporal quemada, en cara y ambas extremidades superiores.
 
Una paciente de 18 años de edad, con quemaduras de segundo grado, superficial y profunda en mano derecha, es asistida. En tanto, una persona del sexo femenino, de 40 años de edad, presenta quemadura superficial en las manos.
 
Por su parte, un hombre de 44 años de edad, con 36% de la superficie corporal quemada, con quemaduras de primero y segundo grado en cara, tórax posterior y ambas extremidades superiores, recibe tratamiento a base de antibióticos, soluciones parenterales, analgésicos y curaciones.
 
Dos pacientes más, un masculino de 19 y uno de 21 años fueron trasladados al Hospital Magdalena de las Salinas del IMSS.
 
Los integrantes del Ejército Rosa arribaron al lugar del siniestro para reconocer el estado de la zona afectada por la explosión, levantar un censo sobre los daños causados, ofrecer apoyo material, consistente en aparatos electrodomésticos, colchones, láminas, polines, cobijas y kits de limpieza para las viviendas que resultaron dañadas.
 
El titular de la SEDESO, Alejandro Piña Medina, giró instrucciones para que el Instituto de Asistencia e Integración Social (IASIS) ofreciera raciones de comida a la población que se ubicó en condiciones de vulnerabilidad por el accidente, así como apoyo directo de programas sociales para los familiares de quienes resultaron heridos.
 
Personal de ambas dependencias se mantendrá al tanto de la evolución de las víctimas y los vecinos de la zona afectada para seguir atendiendo sus necesidades.