PARA EVITAR INFRINGIR LA LEY, NAZARIO NORBERTO PROPONE REDUCIR LA EDAD PENAL A 16 AÑOS

  • Se busca contribuir a los esfuerzos para frenar la delincuencia de adolescentes, que queda impune por el sistema de justicia actual: Nazario Norberto Sánchez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas.

Con el propósito de contribuir a mejorar y llegar a tener una ciudad más segura, el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas del Congreso  de la Ciudad de México, Nazario Norberto Sánchez, presentó una iniciativa para frenar el aumento en los casos de los menores de edad que delinquen continuamente al no existir sanciones y quedar absueltos por las autoridades.

En tribuna dijo que el proyecto de decreto pretende reformar el artículo 12 del Código Penal para la Ciudad de México, para que la edad penal sea a partir de los dieciséis años de edad, y con ello evitar que los adolescentes continúen infringiendo la ley y no obtengan una sanción justa y razonable de acuerdo al delito que cometan.

Nazario Norberto comentó que un problema grave en la Ciudad de México se sumó al incrementarse los casos de menores de edad que cometen principalmente delitos como robo, narcomenudeo y el homicidio.

“Según datos estadísticos del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, del año 2015 a junio de 2019 se registraron dos mil 995 averiguaciones previas y carpetas de investigación que involucraron a tres mil 567 menores de entre 12 y 17 años de edad.

El legislador de Morena recalcó que la delincuencia organizada usan mucho a los menores de edad para delinquir ante la impunidad que se presenta por estos rangos de edad.

Lamentó que el número de sentencias  logradas es mínimo, porque la penalidad máxima para cualquier delito en la Ley Nacional del Sistema de Justicia para Adolescentes es de hasta 5 años en los casos de homicidio calificado, violación tumultuaria y en los casos de secuestro; hechos señalados como delitos en materia de trata de personas y delincuencia organizada.

La iniciativa se turnó a la Comisión de Procuración y Administración de Justicia del Congreso capitalino para su análisis y dictamen.