III INFORME: “VILLARREAL, CÁRDENAS, OBRADOR Y EBRARD SÍ ACEPTARON PREGUNTAS”; DÖRING CUESTIONA EL ESPÍRITU DEMOCRÁTICO DE LA 4T, PERO RECONOCE QUE SHEINBAUM VAYA A DONCELES

• Mancera y Sheinbaum le ponen barrera al intercambio de ideas con la oposición.
• En la época del PRI, había posicionamientos de hasta 20 minutos.

El PAN reconoce en algunos legisladores de MORENA la vocación política y de diálogo para transitar en la propuesta autentica y original de Acción Nacional para el Informe de Claudia Sheinbaum, que era cuando menos la modalidad presencial, pero lamenta que esta vez no haya preguntas como en anteriores años e incluso, desde Óscar Espinosa Villarreal.

“Grave retroceso en el formato de quienes se dicen mejores y son menos demócratas que los priistas”, explicó el diputado Federico Döring tras destacar el Informe en Donceles, insistiendo que se trató de una solicitud expresa y fina del PAN en voz del coordinador Christian Von Roehrich.

Döring, quien se encuentra realizando un análisis profundo al tema de seguridad, salud y finanzas del gobierno de la 4T en CDMX, recordó que Espinosa Villarreal tuvo un mejor formato y más republicano con una mayoría en la extinta Asamblea de Representantes.

“Sólo Miguel Ángel Mancera y Sheinbaum no aceptan preguntas durante su Informe, contrario a Cuauhtémoc Cárdenas, López Obrador y Ebrard cuando gobernaron la capital”.

En términos democráticos del formato de la rendición de cuentas, mencionó que, en 1997, cuando gobernaba la ciudad Oscar Espinosa Villarreal, antes del arribo de la democracia, en la época del PRI, el informe tenía posicionamientos de 20 minutos para los grupos parlamentarios y dos rondas de preguntas de cada grupo parlamentario hasta por 5 minutos.

En 1998, cuando arribó el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, fueron 20 minutos de posicionamiento para los grupos parlamentarios; en 2001, cuando el actual presidente fue jefe de gobierno, los grupos parlamentarios tuvieron 10 minutos para sus posicionamientos y una pregunta de hasta 3 minutos.

En 2007, con Ebrard Casaubon, el formato era de 10 minutos para el posicionamiento de grupos parlamentarios y una pregunta de 5 minutos y para 2013, con Miguel Ángel Mancera, existieron 10 minutos de posicionamiento y no se aceptaron las preguntas. “Pero se logró establecer por primera vez la figura de la pregunta parlamentaria que se tenía que responder en 8 días, habiendo recogido la figura de la legislación federal”.

Ahora, advirtió, se plantean sólo 5 minutos, sin preguntas, sin cuestionamientos, sin intercambio ni debate político alguno.

Finalmente, el presidente del PAN CDMX, Ernesto Sánchez Rodríguez, manifestó en que “pareciera irónico que cuando en la Ciudad no podíamos elegir con nuestro voto universal, libre y directo la Jefatura de Gobierno y las alcaldías, el formato tenía mejores condiciones democráticas para el debate”.