PROPONE MAXTA GONZÁLEZ QUE ANTES DE CERRAR O MULTAR A UN COMERCIO, SE LE APERCIBA PARA QUE SE REGULARICE

·         La legisladora propuso reformas a la Ley de Establecimientos Mercantiles en la capital

·         La legislación evitará afectaciones a negocios con el pretexto del combate a chelerías

Ciudad de México, 29 de septiembre del 2022

Paran evitar que el combate a la proliferación de las llamadas “chelerías” sea usado de manera indiscriminada para clausurar establecimientos mercantiles, la diputada del PRI Maxta González Carrillo propuso que antes de que la autoridad imponga sanciones económicas, clausura o suspensión temporal, se haga un apercibimiento al titular del negocio y se le permita así subsanar las omisiones detectadas.

Para ello, la legisladora presentó al Pleno del Congreso capitalino una Iniciativa por el cual se adicionan y reforman diversas disposiciones de la Ley de Establecimientos Mercantiles para la Ciudad de México. En ella se señala que muchos establecimientos han sido clausurados con el pretexto de funcionar como “chelerias” y por dar servicio fuera del horario señalado.

Lo anterior, porque de acuerdo con las autoridades de las alcaldías, lo que se ofrece en sus menús no se considera alimento preparado, sino botanas, con lo que se afecta a muchas personas en su trabajo, por lo que es necesario precisar tal situación.

González Carrillo subrayó que de ninguna manera se trata de fomentar que se consuman bebidas alcohólicas, sino proteger el empleo, evitar suspensiones y clausuras que finalmente afectan a cientos de personas.

 Por ello, la Iniciativa propone reformar el artículo 61 de la Ley de Establecimientos Mercantiles para la Ciudad de México para que, previo a la imposición de sanciones económicas, clausura o suspensión temporal de actividades de los establecimientos mercantiles, deberá hacerse apercibimiento al titular, para que tenga la oportunidad de subsanar las omisiones y de esta manera no suspendan actividades, afectando a las familias que de ahí dependen.

Se propone también reformar el párrafo segundo del artículo 35, para establecer que los establecimientos mercantiles que ejerzan como actividad preponderante el servicio de venta de todo tipo de alimentos cocinados y cuya superficie total no exceda de 80 metros cuadrados, podrán vender cerveza y vino de mesa. De igual manera, que se amplíe el horario de venta de venta de bebidas alcohólicas hasta las 22:00 horas

Además, en el artículo 73 Bis se asentaría que en caso de que el local sea arrendado, las sanciones previstas serán para el titular del establecimiento mercantil y no para el dueño del local. Lo anterior para para evitar que el local sea subarrendado y el problema se le deje al propietario del local.

Si el titular del establecimiento decide trasladar su negocio a otro local, no podrá abrirlo hasta que cubra la sanción impuesta y el dueño del local podrá seguir arrendándolo sin ninguna restricción.

La Iniciativa fue turnada para su análisis y dictaminación a la Comisión de Administración Pública Local.